Va a comenzar el invierno y la mayoría de las plantas ya han entrado en reposo.

Sin embargo, la explosión de color de brezos, ciclámenes y poinsettias compensan el frío ambiental.

No hay que bajar la guardia con las heladas, el viento y la nieve: un descuido puede resultar letal.

agenda-jardin-diciembre

.

Tareas generales del mes

✓ Plantar. Sigue siendo buena época para plantar árboles y arbustos caducifolios, sobre todo si es a raíz desnuda, pero siempre y cuando la tierra no esté helada o empapada. También puedes plantar plantas de flor de temporada (pásate por nuestro centro de jardinería). 

✓ Podar. Si se trata de arbustos, en invierno no se deben podar a fondo, si acaso limpiar de ramillas muertas, dañadas o malformadas. Espera a marzo para recortar los de floración estival.

  • Si se trata de frutales o árboles ornamentales que necesiten poda hazlo ya para que no pierdan savia, excepto si van a dar flor en febrero.
  • Recorta las vivaces que ya han concluido su periodo de floración, como los crisantemos y ásteres. 

✓ Regar. Mantener húmedo el terreno evita que se compacte y contrarresta el efecto de las heladas, ya que aumenta la inercia térmica. Esto es especialmente importante para las plantas en tiesto. Riega en las horas centrales del día. 

✓ Mullir y acolchar el terreno. El frío provoca el endurecimiento del sustrato: múllelo con la ayuda de una azada o azadilla y acólchalo con corteza de pino para evitar que se compacte.

proteccion-arboles-invierno

✓ Protecciones. Vigila que las fundas, mantas de hibernación, pantallas cortavientos y demás protecciones contra el viento y el frío cumplen bien su función. Ventila los invernaderos, túneles y campanas los días de sol.

 

Árboles, arbustos y trepadoras

Poda los rosales de pie bajo

Ahora que se empiezan a ver las yemas de los rosales de pie bajo, híbridos de té, floribunda y patio, debes realizar la poda más importante del año. De ella dependerá la floración principal de primavera y la forma de la planta. Aprovecha para eliminar las ramas muertas, débiles o mal orientadas que saturan el interior del rosal. No compostes estos restos de poda.

 Utiliza una tijera bien afilada, ajustada y limpia. El corte ha de ser oblicuo y neto, a unos tres milímetros por encima de una yema orientada hacia afuera. Es importante que no se astille la rama.

 Esparce abono completo o especial para rosales y entrecava ligeramente.

 Riega copiosamente y protege el cuello con mulching.

Guerra a la procesionaria

Esta es la mejor época del año para atacar los nidos de la oruga procesionaria, que se ven en las ramas altas de pinos, abetos y cedros. De ellos salen las orugas al final del invierno para alimentarse de las acículas.

procesionaria-del-pino

Existen varios métodos controlarla; pide consejo en nuestro centro de jardinería.

Quita la nieve y el hielo de las ramas

No dejes que se acumule mucha nieve sobre los árboles, arbustos, setos y trepadoras del jardín. El exceso de peso podría quebrar las ramas de algunos ejemplares. Con la ayuda de una pértiga o una vara mueve las ramas para que la nieve caiga. Riega ligeramente el suelo para hacerla desaparecer.

Si tus árboles y arbustos están cubiertos de hielo puedes intentar librarlos de él golpeando ligeramente el extremo de las ramas con una vara larga o una escoba hasta que la costra se rompa y caiga. Evita colocarte debajo del ejemplar. No intentes eliminar el hielo con agua; podría congelarse sobre la capa anterior y empeorar el problema.

.

Plantas de flor

Las flores que desafían al frío

Muchas plantas de temporada florecen en pleno invierno, prueba de ello son los resistentes pensamientos, capaces de soportar sin daños las nevadas y el frío. Vivaces perennes como los eléboros, o rosas de Navidad (ideales para climas húmedos), alhelíes, Bellis perennis, o margaritas de los prados, violetas, ciclámenes, caléndulas, y leñosas como los brezos son las otras estrellas de la estación.

Si quieres que florezcan más tiempo apórtales un abono rico en fósforo y potasio.

Mantén el suelo húmedo, especialmente si están en tiestos, para defenderlas del efecto de las heladas. Riégalas al mediodía.

 

Plantas de interior

El riego de las que están dando flor

En el caso de las azaleas no debes descuidarte; sus finas raíces son tan sensibles a la falta de agua como al exceso. Riégalas por inmersión, mejor si es con agua de lluvia o reposada; unos 5-10 minutos bastan. Vigila que el sustrato siempre esté moderadamente húmedo, pero no encharcado.

poinsettia

También conviene regar por inmersión el ciclamen, la poinsettia, la saintpauliay las orquídeas Phalaenopsis y Cymbidium. Pero evita el encharcamiento, que puede provocar la asfixia de las raíces y la aparición de hongos de pudrición. Aléjalos del calor y la sequedad que produce la calefacción, y manténlos en un lugar luminoso y fresco (no frío), y fuera de las corrientes de aire. Elimina las flores marchitas para que la floración se prolongue.

El riego de las plantas verdes

Excepto los helechos, que siempre necesitan un sustrato húmedo, el resto de las plantas de interior solo exigen ahora humedad ambiental y riego ocasional. Otras, como la pachira, la zamioculca y las sansevierias. no deben regarse en absoluto. No obstante, es necesario mantener la humedad ambiental pulverizando el follaje.

 

Huerto

Siembras y cosechas de invierno

Diciembre sigue siendo un buen mes para sembrar espinacas, acelgas y habas, cuyos plantones podrás repicar en enero. Si la zona es de inviernos poco fríos, a partir de diciembre se pueden plantar también patatas tempranas o semitempranas. Y sigue habiendo en el huerto repollos, lombardas, coliflores y brécol para cosechar.

Hora de plantar ajos

Las bajas temperaturas hacen de diciembre un mes ideal para plantar ajos. Escoge dientes sanos y entiérralos con la piel, dejando la punta hacia arriba, a unos cuatro o cinco centímetros de profundidad. El sustrato ha de ser ligero y rico. Podrás recoger las nuevas cabezas el próximo verano.