Llega el frío y llegan también los calçots. Nada mejor para calentarse que una buena calçotada con amigos o familiares.

En nuestro Garden Center ya puedes encontrar calçots a la venta e incluso puedes reservar los tuyos. ¡No te quedes sin!

calsots de cosecha propia

Nuestros calçots a la venta

Nuestros calçots son de cosecha propia y cuando los pruebes… repetirás.

También disponemos de sacos de sarmiento de viña, el mejor combustible para hacer los calçots.

sacos de sarmiento de viña

Sacos de sarmiento de viña

¿Sabes cómo hacer una calçotada perfecta?

A continuación te lo explicamos paso a paso:

 

Cómo preparar una calçotada perfecta

Hacemos el fuego.

Para ello se recomienda utilizar sarmiento de vid, que se obtiene tras la poda de la viña. El sarmiento de vid tiene un gran poder calorífico que permite realizar asados sobre sus brasas, confiriendo un aroma y sabor especial a los calçots.

Se preparan los calçots, cortándoles las raices y un poco las puntas verdes.

Colocamos una parilla encima del fuego, que deberá estar bien vivo, y seguidamente uno a uno los calçots encima para que se vayan cociendo.

Daremos la vuelta a los calçots para que se hagan por todos los lados.

Sabremos que los calçots están en su punto cuando estén bien negros de presencia exterior, de tacto blando y empiecen a “explotar”, es decir, que es como si se abriesen.

Una vez hechos, los retiramos y los reservamos envueltos en papel de periódico (se hacen paquetes de 30/40 calçots). Esto se hace así para que se mantengan calientes y acaben de ablandarse.

calsot

Mientras se van haciendo los calçots se prepara la mesa: es preferible poner un mantel de papel ya que se ensucia bastante y después de comer los calçots se retira.

Se reparte la salsa en los cuencos, un babero para cada comensal, el pan y el vino.

Presentaremos los calçots desenvolviéndolos del papel para ponerlos sobre las tejas. Para comerlos, cogeremos con los dedos de una mano la parte superior del calçot i con los dedos de la otra mano ubicados en la parte inferior estiraremos para quitar la camisa negra exterior y dejar la parte blanca y blanda. Mojaremos con la salsa para comerlos. Sólo hace falta un poco de prática.

Aprovecharemos la brasa para hacer primero las alcachofas enteras, solo con el tallo cortado, y luego se hacen la carne y las butifarras

Después de comer los calçots, retiramos el mantel de papel, y servirmos las alcachofas, las judias Ganxet salteadas, la carne, las butifarras y la salsa all i oli. Quien quiera puede continuar con la salsa calçots que también es excelente con la carne y las butifarras.

Acabaremos esta gran calçotada con las naranjas, la crema catalana, y el cava.

 

¿Te animas? ¡Te esperamos!