La planta del café es un arbusto de gran belleza que en nuestras latitudes se suele plantar como planta ornamental tanto en exterior como sobre todo en interior.

Se trata de una planta originaria de Egipto, cuyo nombre procede de la palabra árabe quahwah.

El café es la especie vegetal más antigua que el hombre ha cultivado extensivamente (en grandes cantidades) desde el origen de los tiempos. Ya se cultivaba a finales del primer milienio en Egipto y en todas las regiones tropicales y sub-tropicales de África.

Actualmente se cultiva en Centroamérica y Sudamérica. Brasil es el mayor productor del mundo, seguido de Colombia, Costa Rica, México y Jamaica.

También se cultiva, aunque en menor proporción en Kenia, India y Vietnam.

La planta del café es un arbusto que mide entre 3 y 7 metros aunque puede alcanzar los 10 en estado silvestre. De todas maneras, en los cultivos, la planta se acostumbra a podar entre los 2 y 3 metros para poder facilitar el acceso a los frutos a los recolectores.

Se trata de un arbusto de hoja perenne y de fruto auto-fértil (cada planta se puede polinizar a sí misma), el cual no aparece hasta que la planta tiene 3 o 4 años de vida.

Como hemos dicho al principio, en regiones no tropicales como la nuestra, la planta del café se usa mucho como planta de interior. Hay que situarla en habitaciones con mucha luz procurando que no sufra cambios bruscos de temperatura. En las zonas más cálidas de Europa, no es estraño verla en el exterior.

En nuestro Centro de Jardinería podrás comprar la planta del café en cualquier época del año. Tenemos a la venta diferentes formatos: desde plantas pequeñas hasta grandes ejemplares formados en copa que darán un toque de belleza tropical a tu salón. Os esperamos.