En los días calurosos del verano, para quiénes disponen de piscina, esta es el lugar más apetecible y refrescante de toda la casa.

Cuando pensamos en piscinas, de seguro nos vienen a la mente imágenes de piscinas de aspecto perfecto y de agua critalina. Es, en definitiva, lo que todos deseamos: bañarnos y refrescarnos en una piscina de agua limpia y saludable.

No obstante, si tienes una piscina en casa, ya sea de obra, piscina elevada o de otro tipo, de seguro sabes que no es tarea fácil conseguir y mantener la piscina en condiciones óptimas. Son diversos los problemas que nos vamos a encontrar con el agua de nuestra piscina. Los más comunes son:

  • El agua de la piscina está turbia
  • La piscina tiene el agua verde
  • El color del agua de la piscina el marrón

Vamos a considerar uno a uno cada problema y cómo solucionarlo a fin de mantener el agua de tu piscina cristalina y saludable.


El agua de la piscina está turbia

Que el agua de la piscina esté turbia puede deberse a varias causas entre las que destacan un filtrado insuficiente, un pH alto o también un exceso de residuos orgánicos. Añadir productos químicos para el tratamiento del agua es la solución.

Para dar solución al filtrado, será necesario que realice un contralavado del filtro.

Para conocer si el pH está alto, será necesario que analizarlo para valorar si está por debajo de 7,2 o encima de 7,6.

Puedes aumentar o reducir el pH de diversas formas:

Reguladores de pH. Se diluyen 150 gramos por cada 10 m3 de agua para aumentar o disminuir la tasa del pH en 0,2 puntos.

Normalmente los reguladores del pH suelen utilizarse a diario y es uno de los productos que forman parte del mantenimiento habitual de la piscina.

Mantener el pH del agua de las piscinas en perfecto estado evitará la irritación de los ojos y la resecación de la piel, además de mantener el agua de la piscina limpia y cristalina.

En el caso de un exceso de residuos orgánicos, será necesario realizar una cloración de choque y añadir floculante líquido al agua de la piscina.

Cloración de choque. Recuerda que los valores normales de cloro son entre 0,4 y 1,4. Los formatos para el cloro para agua de piscina son:

  • Cloro granulado para diluir. La cantidad será de 15 a 30 gramos por cada 10 m3 de agua.
  • Cloro en pastillas de 20 gramos para colocar en el dosificador del skimmer. Una pastilla por cada 10 m3 de agua.

La utilización de cloro de choque desinfecta rápidamente destruyendo organismos, hongos y bacterias.

Recuerda que los valores normales de cloro son entre 0,4 y 1,4.

Normalmente el uso de cloro de choque suele ser al principio de la temporada o después de condiciones climáticas extremas o con un uso intensivo de la piscina.

El cloro permitirá tener el agua limpia y libre de posibles contagios.

Floculante líquido. Podrás diluirlo en el agua de la piscina en una proporción de 5 ml por cada 10 m3. Esto ayudará a eliminar las partículas en suspensión.

El floculante se usa habitualmente en el mantenimiento de la piscina y es un factor indispensable para que el agua de la piscina esté cristalina.


La piscina tiene el agua verde

Que el agua de la piscina esté verde es por una sola causa, la presencia de algas. A pesar de que el problema sea uno, la rápida reproducción de las algas en aguas templadas principalmente nos obligará a tener que dar determinados pasos previos para eliminarlas completamente.

En primer lugar será necesario una limpieza, cepillando el fondo y las paredes de la piscina. Para ello, puedes hacerlo con un cepillo para algas o evitar estar durante horas con la limpieza con un robot limpiafondos para piscinas.

Posteriormente será necesario analizar el pH del agua de la piscina y ajustarlo entre 7,2 y 7,6 y realizar una cloración de choque según hemos explicado en la sección anterior.

Seguidamente añadir antialgas extra. Esto eliminará las algas existentes. La aplicación de antialgas extra se aplica según convenga siempre que veamos la presencia de algas en el agua de la piscina.

Y finalmente añadir floculante líquido según instrucciones anteriores.

 

El color del agua de la piscina es marrón

El color marrón del agua de la piscina puede deberse a la presencia de hierro o manganeso.

La solución en este caso es exactamente la misma que para el agua turbia.

  • Analizar el pH y ajustarlo entre 7,2 y 7,6.
  • Realizar una Cloración de Choque.
  • Añadir Floculante Líquido.