La Schisandra sinensis es, en efecto, una planta cuyos frutos tienen los cinco sabores básicos que puede detectar nuestro paladar: el dulce, el salado, el amargo, el picante y el ácido. El significado de su nombre chino Wu Wei Zu (baya de los cinco sabores) así nos lo indica.

Estamos ante una planta que pertenece al selecto grupo de las “Cincuenta Hierbas Fundamentales” de la medicina tradicional china.

La Schisandra está muy de moda últimamente debido a los efectos estimulantes y reconstituyentes de su principio activo, que hacen que podamos encontrarla en farmacias y herboristerias de todo el mundo.

Aparte de ayudarnos a sobrellevar mejor las situaciones de estrés y ansiedad, la Schisandra también es beneficiosa para nuestro hígado ya que regenera los tejidos dañados tanto por virus (hepatitis), como por los efectos producidos por el alcoholismo.

En China, país del cuál es originaria, también se utiliza para fabricar un tipo de vino.

La planta, leñosa y de hoja caduca, tiene un porte trepador y puede llegar a alcanzar fácilmente los 8 metros de altura. Sus bayas rojizas se recolectan a final del verano y se consumen desecadas en infusión.

Aunque es originaria del norte de China y regiones limítrofes de Rusia y Corea, es muy frecuente encontrarla en parques y jardines de todo el mundo.

Su exposición ideal es a pleno sol aunque tolera muy bien la sombra.

En nuestro Centro de Jardinería Catalunya Plants de Sant Vicenç dels Horts en Barcelona podrás comprar, a partir de ahora, plantas de Schisandra chinensis durante todo el año y a precios muy económicos.

¡No esperes más y ven a buscar una de ellas!

Mira nuestro video presentación sobre la Schisandra Chinensis: