Hablar de la Cyca revoluta es hablar de una de las especies de planta más antiguas que existen en la actualidad. De hecho ya existían antes que lo hicieran los dinosaurios. Es como un fósil viviente.

Ya solo este dato la hace una planta muy atractiva y especial, pero hay más. La Cyca revoluta destaca por su fácil cultivo y su apariencia: es una planta perfecta para decorar en el interior de tu hogar, así como en el exterior de tu jardín.

Antes de entrar en detalles sobre sus cuidados, vamos a conocer un poco más a la Cyca. Es una planta de origen asiático, en concreto del sur de Japón. Por su aspecto muchas personas la confunden con una palmera, pero no lo es, ni siquiera pertenece a la misma familia.

La Cyca es una planta de crecimiento lento, muy lento. Si le dejamos tiempo puede llegar a desarrollarse hasta los 7 metros de altura, aunque para ello tendremos que esperar ¡unos 100 años!

Sus hojas de color verde oscuro, brillantes, son capaces de crecer en circunstancias adecuadas hasta los 150 cm. Son hojas perennes que se mantienen verdes durante todo el año. Son precisamente sus hojas lo más decorativo de la Cyca. Es una planta de aspecto muy rústico, auténtico y de mantenimiento muy sencillo.

Precisamente de eso hablaremos a continuación, de los cuidados de la Cyca.

Cuidados de la Cyca revoluta

La Cyca es una planta que no necesita muchos cuidados. Es una planta rústica, longeva, fuerte. Eso sí, como todas las plantas necesita unos cuidados concretos y tener en cuenta algunas cosas a evitar para que se desarrolle sana.

Ubicación

La Cyca se puede cultivar tanto en interior como en exterior. Lo ideal es ubicarla a pleno sol siempre que no haga demasiada calor. En ese caso lo mejor es ubicarla en semisombra. También es ideal para cultivar en el interior del hogar, en un lugar que reciba algunas horas de luz durante el día.

Si la ubicamos en el exterior, cuidado con las heladas. En los meses más fríos, la tendremos que proteger con lonas de hivernación, ubicándolas si es posible a un lugar donde haga menos frio o incluso colocarla dentro de casa.

Si la tenemos dentro de casa evitaremos las corrientes directas de aires acondicionados y calefacción. Los cambios bruscos de temperatura no les suele gustar a las plantas y a la Cyca tampoco.

Riego

Los riegos de la Cyca tienen que ser moderados. Es mejor pasarnos de regarla poco que encharcarla o no dejar que pase suficiente tiempo entre riego y riego. ¿Cada cuanto regar la Cyca? Una técnica sencilla: antes de regar introducir el dedo unos 3 centímetros en el sustrato; si notamos que está seco es momento de regar; si notamos aún humedad, mejor esperar.

Podrás encontrar ejemplares de Cycas de diferentes tamaños durante todo el año en nuestro garden center.

¡Te esperamos!